Aguila Mirko

Dietas de plantas Medicinales


Dietas de plantas medicinales duran de 12 días hasta 30 días, o a veces más. Durante la dieta, se come comida con ni sal ni azúcar, normalmente arroz o otras verduras de almidones (plátanos verdes o papas o raíz de yuca), y pescado blanco. Sin sal y azúcar, pronto llegas en un estado muy sensible. Debida a la sensibilidad aumentada, se evita todo químico y todo con olor: se lava sin jabón, se lava las dientes sin pasta, etcétera. Se pasa el tiempo tranquilo en un lugar (la cabaña de dieta) con poco contacto con otras personas durante este tiempo. El maestro da unas tomas del extracto de una planta medicinal durante la dieta. Este estado de sensibilidad aumentada te permite pensar y sanarte y aprender de la planta medicinal. La dieta se acompaña también con ceremonias de Ayahuaska. El número de ceremonias depende en la preferencia de la persona haciendo la dieta, y en sus necesidades durante este tiempo.

Dietas de plantas medicinales duran de 12 días hasta 30 días, o a veces más. Durante la dieta, se come comida con ni sal ni azúcar, normalmente arroz o otras verduras de almidones (plátanos verdes o papas o raíz de yuca), y pescado blanco. Sin sal y azúcar, pronto llegas en un estado muy sensible. Debida a la sensibilidad aumentada, se evita todo químico y todo con olor: se lava sin jabón, se lava las dientes sin pasta, etcétera. Se pasa el tiempo tranquilo en un lugar (la cabaña de dieta) con poco contacto con otras personas durante este tiempo. El maestro da unas tomas del extracto de una planta medicinal durante la dieta. Este estado de sensibilidad aumentada te permite pensar y sanarte y aprender de la planta medicinal. La dieta se acompaña también con ceremonias de Ayahuaska. El número de ceremonias depende en la preferencia de la persona haciendo la dieta, y en sus necesidades durante este tiempo.

Se termina la dieta de plantas medicinales por la reintroducción de sal y azúcar en la comida. Durante unos dos días, la persona llega otra vez a su estado normal de estar. El Curandero también prepara a la persona para regresar a comer otros platos normales por cantar la „Arcana”, que protege el cuerpo del choque de varias comidas e influencias externas después de la dieta. Este es importante porque las plantas son muy quisquillosas sobre algunos tipos de comida, diferente para cada planta. Si no, puede estar problemas.

 

El Curandero puede hacer dietas con muchas plantas medicinales diferentes, pero el enumera las siguientes que el sugiera son buenos para la primera dieta:

  • Chiric Sanango ( 15 dias),
  • Villacocaspi ( 15 dias),
  • Toe ( 12 dias),
  • Huarme Renaco ( 15 dias).

Las siguientes plantas también se pueden dietar, o se pueden organizar, después de consultar con el Maestro Curandero:

  • Remocaspi ( 12 dias),
  • Cahuapuri ( 15 dias),
  • Chuiachacicaspi ( 15 dias),
  • Wairacaspi ( 30 dias),
  • Sihuahuaco ( 60 dias),
  • Uchu Sanango ( 15 dias).

Costsos

Ceremonia de Ayahuasca – 150 $
Dieta 15-dias – 1.200 $
Los precios incluyen toda la comida durante la dieta, alojamiento en la cabaña de dieta, la medicina y ceremonias. Ropa de cama, mosquitero y hamaca son incluidos. La cabaña está bien protegido con malla contra mosquitos / zancudos. Otros tipos y duraciones de dieta se puede arreglar con el Maestro. Si quieres quedar más tiempo después de la dieta, es posible por pagar los gastos diarios.

 

Relato de un participante en la Ceremonia

„Yo hice una dieta de 15 días de Chiric Sanango con el Curandero. Tomé tres dosis de la planta a la empieza de la dieta, una toma cada dos días. La primera y la tercera estaban ligeras, pero la segunda estaba mucho más potente, con la mareación característica de Chiric Sanango. Después de este tiempo, la dieta fue más tranquila, y yo estaba tratando de trabajar conmigo mismo y hacer contacto con los espíritus de la planta. Yo necesitaba tiempo para entender lo que se necesitaba, porque no soy tan sensible como los Shipibo-Konibo, pero por fin yo si podría conectar con Chiric Sanango y con los espíritus de algunas plantas más que he dietado antes. Durante este tiempo yo estaba pasando por mucha confusión y limpieza, en un estado interno y sensible.

Cerca del fin de la dieta, recibí unas ceremonias de Ayahuasca. El Curandero dirigió dio las ceremonias, acompañado por su esposa quien descansó a su lado, dando apoyo, pero sin tomar un rol directo en la ceremonia. Cada ceremonia fue muy diferente de la próxima. En una, yo estaba trabajando por muchas preguntas internas, de manera intensiva. En otra, El Curandero masajeó una incomodidad pequeña de mi vientre. Más tarde el explicó que esta fue un „choque” que di a la planta „Came Renaco” después de mi primera dieta, por comer algo incorrecto — este „choque” estaba haciéndome vomitar cada ceremonia de Ayahuaska, más que de verdad necesitaba.

En otra, sentí gran dolor en mi vientre, que estaba aliviado por ir al baño. En todas las ceremonias el Curandero cantó, y había una ceremonia en que recuerdo muy bien el poder de las canciones. Más tarde me explicó que estaba cantando para ayudar las plantas quedarse en mi cuerpo. En otra, el estaba cantándome por mucha incomodidad y dolor, liberando el dolor de mi cuerpo. Fue duro, pero estoy seguro que valió la pena.

En otra, sentí gran dolor en mi vientre, que estaba aliviado por ir al baño. En todas las ceremonias el Curandero cantó, y había una ceremonia en que recuerdo muy bien el poder de las canciones. Más tarde me explicó que estaba cantando para ayudar las plantas quedarse en mi cuerpo. En otra, el estaba cantándome por mucha incomodidad y dolor, liberando el dolor de mi cuerpo. Fue duro, pero estoy seguro que valió la pena.

Para mí, el Curandero tiene una gran cantidad de sabiduría, pero esta sabiduría está enterrado bien profundamente adentro de él. Conscientemente, al nivel del mente, él no tiene muchas respuestas bien cerca, pero con algunas preguntas, a veces llegaron explicaciones muy lúcidas que me ayudaron mucho. Sin embargo, hay mucho que él no sabe conscientemente que viene solamente cuando se necesita: cuando él hace la curación o trabaja con Ayahuaska. Por esta razón a veces fue frustrante tratar de entender algo con él, pero realmente creo que es inevitable.

También, hay muchos curanderos que tienen muy poco respeto para extranjeros, que dicen cualquier tonterías que creen que los extranjeros quieren escuchar (por ejemplo: „Ah, este va a hacer que se abra tu tercer ojo”), porque saben que en general los extranjeros realmente no están bastante sensible para entender lo que está pasando en los niveles espirituales con que trabajan normalmente los curanderos. Sin embargo, con el Curandero, mientras que no fue siempre posible entender inmediatamente lo que él estaba diciendo o explicando, al final yo podría confiar que lo que estaba describiendo fue verdadero en su visión, y fue un punto de vista valido y honesto. La confianza es algo difícil encontrar cuando hay tantos curanderos listos a mentir.

Las únicas desventajas de la dieta con el Curandero para mi fueron que a veces había un poco demasiado ruido de las casas cerca en el pueblo, personas tocando discos o cualquier cosa. A veces me molestó, y a veces no. Un día había un programa política en la radio de alguna persona que me molestó mucho — pero sin embargo tenía mi tocadiscos portátil conmigo, y podría taparlo con mi propia música o otros sonidos relajantes. Entonces, este vale tener en cuenta. La otra cosa es mantener abiertas las canales de comunicación. Como Shipibo, crió en un mundo completamente diferente, el Curandero no puede adivinar correctamente todo el tiempo lo que necesita un extranjero, o a que está acostumbrado. Para mí, la vida de la selva es ruidosa increíblemente, con todo tipo de interrupciones y distracciones — al extremo en las ciudades como Pucallpa. Probablemente unos radios tocando música parecen la tranquilidad verdadera para la gente de aquí. Poco a poco estoy acostumbrándome a todo esto. La otra cosa es que antes de la dieta, yo estaba esperando una “mareación” mucho más fuerte de la medicina, para tener un „viaje químico” mucho más fuerte con la planta. Al final, no fue así, pero ajustándome en este enfoque diferente, aprendí muchas cosas. Entonces, al final, todo fue positivo. Mi entendimiento y enfoque ha cambiado mucho sobre unas cosas durante esta dieta, y este fue lo que estaba buscando, todavía cuando las respuestas no fueron las que yo estaba esperando!”

 

Espíritus de las plantas

En la sistema tradicional de medicina de el Curandero, los efectos de las plantas se entienden así: Cada planta medicinal tiene sus espíritus buenos y malos. Durante una dieta de plantas medicinales, el curandero invita los espíritus buenos a establecerse en tu cuerpo. Entonces estos espíritus buenos pueden hacer su trabajo de sanarte y ayudarte durante tu vida, a partir de este momento. Los espíritus malos no se invitan a entrar al cuerpo, pero se invita a quedarse alrededor del cuerpo como protección.

El Curandero lo explica así — los espíritus malos son como tu perro: no comes con tu perro, y no duermes con tu perro; el perro duerme en el patio y mantiene seguro la casa; así hacen los espíritus malos de la planta. El Curandero también lo explica así — es como un hospital: los espíritus buenos de la planta son como los doctores y enfermeras, y los espíritus malos son como los soldados vigilando las entradas del hospital.

Después de dietar una planta, la persona tiene los espíritus buenos y malos de la planta lista a ayudarle. El Curandero explica que cada planta tiene un mundo de espíritus y seres conectado con la planta. En Ayahuaska es posible visitar a este mundo y recibir ayuda de los espíritus allá. Para personas que son curanderos, también vienen estos espíritus para ayudarle, cuando él hace una curación a alguien. Cada planta tiene sus canciones (los Ikaros), y estas vienen para ellos que empiezan a cantar.

Es importante notar que siguiendo el sistema del Curandero, todas las plantas medicinales tienen sus espíritus buenos y malos — también las plantas de otras tradiciones que las tradiciones de la selva.

También es posible hacer una dieta en otras plantas, por ejemplo en teoría es posible trabajar así con los „Bach Flower Remedies” (remedios de flores de Bach), y encontrar a esos espíritus y trabajar con ellos con el mismo método de la selva. Las personas que han trabajado mucho con otra medicina así pueden tener los espíritus de esas plantas todavía en su cuerpo.

También es interesante que esta forma de medicina necesita muy poca teoría o entendimiento mental. Así que son los espíritus de las plantas que hacen el trabajo, y el curandero no tiene que escoger la planta para trabajar; así que el deja llegar la planta (de todas que él conoce) que es la mejor para ayudar con la sanación actual.